El sonido de las chupas de cuero y los vestidos pin-up


rockin cronica

La personalidad de los artistas que “rockanrolearon” el escenario de la 19 edición del Rockin’ Race Jamboree compensó la cuasi deficiente acústica del Palacio de Congresos de Torremolinos (Málaga). Contrabajos, guitarras eléctricas, saxos, guitarras acústicas, mucho rockabilly, algo de country y unos toques rockers fueron los ingredientes de una receta que demuestra que el rock en Andalucía no ha muerto.

El festival Rockin’ Race Jamboree es un encuentro entre amantes del rock & roll que forman una gran familia, pero a pesar de estos lazos siempre queda un espacio para que los curiosos se acerquen y descubran qué hay debajo de las chupas de cuero, de los vestidos pin-up y los sonidos más cincuenteros.

Por el día, en los apartamentos Buensol el ambiente es más relajado, la mayoría de la gente se reúne en torno a la piscina. Al llegar la noche, el sitio es el Palacio de Congresos. Las alrededor de 2.000 personas que llegan a congregarse durante los cuatro días de celebración se ponen sus mejores galas para los conciertos de la noche que empiezan a partir de las 22.00
. Hay muchísimos extranjeros llegados desde EE UU, Suiza, Italia… muchos rondando los 50 años, pero también hay gente joven e incluso te puedes cruzar con algún que otro niño.

Nadie puede quedar indiferente ante tal congregación de rockabilly, y es que hay para hacer de todo y disfrutar con la mayor comodidad. En la entrada al Palacio de Congresos mesas y sillas que simulan palcos; en la parte de abajo, justo en el centro, la pista de baile y el escenario, y en los alrededores, pequeños puestos de ropa, peluquería, tocados y un espacio para hacerse fotos con los artistas que cada noche actúan.

A pesar de que la acústica no era muy buena, todos quedan embobados con cada actuación. El viernes Pike Cavalero & The Gentle Bandoleros, Lee Dresser feat. Deke Dickerson y Ray Campi. Sin duda los más esperados llegaron a las 1.45, The Thasmen, los estadounidenses que con su sonido más característico, el surf rock, y su tema más conocido Surfin bird (1964), que a muchos recordaba a la más puro estilo Tarantino, causaron furor, gritos y aplausos entre todos los rockabillys.

Entre concierto y concierto, los dj’s hacían que la pista de baile ardiera con cada golpe de cadera y juego de pies. Quedaba poco para que el Jamboree acabara su 19º edición; cuando el grupo Dave & Deke Combo subieron al escenario ataviados con petos vaqueros, sombreros cowboy y descalzos. El más puro sonido del country retumbaba entre los asistentes que se quedaron perplejos al ver el guitarrista de estos veteranos estadounidenses conseguían tocar  algún que otro tema con las botas puestas en las manos. Carl & The Rhythm All Stars fueron los últimos en actuar el sábado por la noche. Esta joven formación francesa-portuguesa nos dejó muy claro que el rock & roll sigue muy vivo. Así que no os preocupes si este año no habéis podido ir al festival de música rockabilly por excelencia del sur de Europa, quedan muchas fiestas en la Costa del Sol.


//

Comments
One Response to “El sonido de las chupas de cuero y los vestidos pin-up”
  1. Estoy encatado de encontrar blogs donde ver informacion tan necesaria como esta. Gracias por poner este articulo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: