Ella siempre gana

DesconciertosPara quien aún no lo sepa mi hija tiene superpoderes. Más concretamente mi hija no es mi hija. Es una mujer ummita que venía a salvar el mundo y que por un fallo de cálculo cayó en mi incipiente y fecundada barriga en forma de bebé. Claro, al principio estaba bastante mosqueada y se pasaba las horas y las horas gritando atrapada en ese pequeño cuerpo bastante lejos de lo que debe ser su fornida fisionomía. Digamos que ahora se va acostumbrando. A veces se pone a gritar emitiendo unos sonidos ininteligibles que ya empiezo a comprender, soberanas broncas por esto o por aquello. Una de las cosas que he detectado que empiezan a gustarle de este mundo a esta mujer ummita, es la música. Se ve que no tienen mucho de esto en su planeta (desde aquí lanzo un llamamiento a los promotores interestelares. En Ummo hay un importante nicho de mercado). Superbebé se va lanzada al equipo de música, lo señala y se menea en un movimiento constante uniformemente acelerado, un amago de baile. Escuchando lo nuevo de Cuchillo, Encanto, me dijo en su idioma: “Mamá, ¿Cuándo te vas por las noches y me dejas con las mujeres estas tan graciosas que me pellizcan los mofletillos sin parar, hacía donde te diriges? ¿Una misión sideral? ¿Paseíto por la vía Láctea? ¿Atacas al poder establecido?”. “No hija no, lo mío es bastante más prosaico: Me voy de concierto”. ¿Concierto? Si, concierto, música, festival. Me voy a escuchar en directo eso que suena en el equipo y que tanto te gusta. La cara de Superbebé fue un poema. Pero mamá humana, eso es flipante. Llévame al próximo. Del tiri. De eso nada monada. Entonces Superbebé se ha puesto a llorar y a gritar. Mamá llévame. Que no Superbebé que a mi me gusta bailar, beber, charlar, escuchar los matices del directo y eso, contigo, de momento no puedo hacerlo. Y este sábado de hecho me voy al Desconciertos a escuchar a Cuchillo, a comer sushi de Los Palillos y degustar un delicioso vino, todo a la vez. ¿Ah si? Sí. Eso será si yo quiero. ¿Y cómo vas a impedirlo pequeña? Superbebé ha lanzado una mirada maléfica y una sonrisa lateral (su especialidad).

Esta mañana he ido a coger a mi hija de la cuna y estaba hirviendo. Le he puesto el termómetro: 39º. Han llamado al teléfono. Era mi madre: ¿entonces a que hora quieres que esté allí? He mirado a Superbebé que yacía en su cunita aparentemente desvalida y le he dicho: nada mamá déjalo. Cuando me he ido a trabajar todavía escuchaba la carcajada bajando por el pasillo.

Nota mental: Ella siempre gana.

CICLO DESCONCIERTOS LIVE&FOOD:

–       CUCHILLO. Colegio de Arquitectos. Granada. 22 de Febrero. Productos García Lizana+ Vinos Spira. 18€

–       CUCHILLO. Delimbo Artspace. Sevilla. 23 de Febrero. Los Palillos Sushi Jamón Bar+ Vinos Spira. 18€

//

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: