Etnosur se desinfla pero sigue sin defraudar a los asistentes

Jorge Pardo

Jorge Pardo en un momento de su actuación en Etnosur 2013

Nuestros ojos estaban expectantes ante la nueva edición de Etnosur en Alcalá la Real (Jaén). Aunque en la noche del viernes, nuestros oídos supieron captar mejor la esencia del festival, dedicado a los sonidos de los países eslavos. El elegido mejor músico de jazz de Europa, Jorge Pardo, defendió con clase y maestría su título ante un público ansioso de conocer lo que el genio de la flauta había creado exclusivamente para la ocasión, y el coronado como el Zar del Funk, Juan Rodoff, nos acercó un sonido poco usual en un festival que aparte de música enseña lo que es convivir con los vecinos del pueblo. Pese a la bajada de afluencia de público con respecto a las ediciones anteriores, Etnosur sigue siendo un referente cultural y musical en Andalucía al que sus fieles no suelen fallar.

La armonía y el misticismo parecía el hilo conductor de Huellas, el espectáculo ideado por Jorge Pardo. La Original Jazz Orquesta, grandes amigos como Josemi Carmona y Diego Guerrero, la Agrupación Musical Pep Ventura de Alcalá la Real y bandas de cofradías se unieron al virtuoso compositor, que arriesgó hasta tal punto de salir triunfante creando una conexión magistral en el escenario. Sólo un hombre como Jorge Pardo es capaz de unir mediante un saxo dos formas distintas de vivir la espiritualidad, con una figura de la meditación como el Yogi perteneciente a los Sij y la pasión de las cornetas interpretando marchas procesionales.

Juan Rodoff saltó a las tablas como una máquina irradiadora de energía y funk. El artista galo tocó temas en francés, inglés y español, aunque se ganó al público con su propia versión de Exodus de Bob Marley. Y las versiones de canciones de estilos salseros, balcánicos y temas reggae con bases electrónicas siguieron hasta las 6.00 de la mañana de la mano  del dj neoyorquino Nickodemus.

Juan Rodoff

Juan Rodoff en Etnosur 2013

Aunque  lo cierto es que para los que llevamos años acudiendo a la cita nos sorprendió la baja afluencia de público en comparación con otras ediciones. El grueso de público nocturno se concentró en el escenario principal dejando amplios huecos para circular por el recinto, cosa que sorprende  porque otros años había que hacer colas para poder entrar a los conciertos y en la zona que todos los años se crea de manera improvisada en los aledaños conocida como “botellódromo”, no había apenas nadie.

A lo largo de la noche surgieron comentarios  entre los asistentes que daban a entender que lo que había pasado este viernes es que el fin de semana coincidía con otros festivales de gran envergadura, como el Alrumbo en Rota o el FIB en Benicassim. Además de que en la vecina localidad de Úbeda  se estaba celebrando el Cinefan Festival, que contaba con la presencia del actor Julian Glover, famoso por Star Wars, Indiana Jones o Juego de Tronos.

Pero imprevistos aparte, Etnosur no defrauda y en ocasiones es de agradecer que no este tan masificado.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: