Los tipos duros también piden perdón

 Mägo de Oz cumplió esta semana las 25 primaveras, 25 dando caña y limpiándose los sudores. Y digo “los” porque los hay de 2 tipos, el de currar y el de los cascarones, de ese me la suda lo que digan, lo que hagan y lo que piensen. Y aunque no seré yo el que presuma de ser “de Mägo”, hoy me he molestado en escribir y transcribir pensando en estos señores, los mismos que por aquellos 2000 me hicieron brincar y levantar esos cuernos, ya fuera en [Próximo Escenario]escenarios de Ronda o Granada o en discotecas en las que yacía a altas horas soportando bazofia y ellos, solo ellos, eran capaces de rescatarme con escasos minutos de fiesta pagana.

Hace tiempo que me perdí en su camino de baldosas amarillas. Sé que de ese camino principal surgieron vías paralelas y otras se cruzaron, imposible trazar un mapa que nos lleve hasta el final por un camino corto, y me arriesgaría a confundir atajos con callejones sin salida. Hoy no he venido a guiar a nadie.

Hoy estoy aquí para rendir homenaje. Aunque me suene raro, quizás porque esa prenda os la vea grande. Hoy estoy aquí para dar las gracias. Primero por el ejemplo que habéis dado pidiéndoos perdón tras luchas de egos, años de rozamiento abrasador y corrosivo, por dar ejemplo y comunicar al gran público que sea donde fuere que os separasteis, Txus y Jose, sobrevivió un nexo llamado música que sigue estando por encima de batallas y afrentas. Y segundo, daros las gracias porque seguís siendo necesarios. Seguís atrayendo a jovenzuelos que como yo, sienten cosquilleo cuando el Heavy y el Rock irrumpen, jovenzuelos que para sobrevivir en su grupo de amistades se ven obligados a asistir a garitos de acústica infame y gusto deplorable. Y sois necesarios porque entre tanto Pop, tanto reguetón y tanta mierda con pestañas, hacen falta algún violín y alguna que otra flauta de Hamelín para que jovenzuelos como yo, levanten sus cuernos y su birra y sientan que el camino empieza con baldosas amarillas. Después uno se va endureciendo y ve en Mägo ese recuerdo y esos huevos de publicar mariconadas horteras como estas por el simple hecho de que es (o fue) lo que les pide (o pidió) el cuerpo. Y con dos cojones. Al fin y al cabo son las mariconadas horteras que atraen a jovenzuelos como yo al lado oscuro.

Que sean otros 25.

http://www.magodeoz.com/hpb/noticias/detalle.php?id=698&page=

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: