Granapop, al rescate de la infancia

La sonrisa de Julia en el festival Granapop. F: M. Lorenzo

La Sonrisa de Julia en el Festival Solidario Granapop 2013.                                                                                               F: M. Lorenzo

Fuera de los grandes festivales que reúnen a miles de personas, se construye desde hace unos años un formato que da cabida a la solidaridad y que suele aportar en muchos sentidos beneficios incalculables. Este tipo de iniciativa tiene un nombre en la ciudad de la Alhambra, Granapop. Bajo el paraguas de la ayuda al prójimo, se refugia en esta cuarta edición la ONG Aldeas Infantiles. Tres días de música, dos salas de conciertos y más de 20 bandas han actuado los días 3, 4 y 5 de octubre con la intención de recaudar el máximo dinero posible para que miles de niños tengan un hogar y un futuro.

Detrás de este proyecto altruista no hay ninguna empresa. La idea surgió de Raúl González, un joven que quería buscar la fórmula para ayudar a la Asociación pro-investigación para la reparación de la lesión medular. “Iba a ser una cosa puntual de un año y como la gente respondía lo hemos seguido haciendo”, cuenta el organizador antes de una de las pruebas de sonido. Durante dos años se estuvo haciendo para captar fondos para el proyecto de la asociación y el año pasado todo lo que se recaudó fue para el Banco de Alimentos de Granada. En esta edición, si todo sale bien, unos 2.000 euros irán para Aldeas Infantiles.

“Los artistas no cobran. Lo único que se les paga es el alojamiento a los que vienen de fuera, para que no les cueste nada”, revela Raúl. Las salas son pequeñas y no tienen mucha capacidad, a 15 euros el abono de tres días y después de pagar todos los gastos el dinero integro ayudará a niños que realmente lo necesitan. “Con un poquito de cada uno se puede conseguir algo”, recalca el organizador del festival, que añade que “al final, más que la parte económica, lo que importa es ver la problemática: que hay unos niños que necesitan ayuda”.

Full en Granapop 2013

Full en Granapop 2013                                          F: M. Lorenzo

“Es un placer colaborar por una buena causa y para cuando quieran ahí esta Full con su granito de arena”, decía el líder de la banda, Javier, entre canción y canción. El grupo sevillano realizó un micro concierto de 40 minutos, el tiempo estipulado para cada artista. Full utiliza los sintetizadores en su justa medida y la elegancia que manejan en el escenario es comparable con otras grandes bandas del panorama español. Con temas como Distintos, Inmortales o Atraco supieron demostrar en la Sala Planta Baja que tienen escuela y que su cantera de seguidores la van conquistando en cada directo.

La filosofía solidaria ha sabido calar en las más de 20 bandas que han pasado estos tres días por la Sala Polaroid y el Planta BajaGrises, Antonio Arias, The Noises, Kuve, EmeDj, Bravo Fisher!, Plastic Frostik Machine, Pin&Pon Djs, Niño Burbuja y Wiggum, entre otros artistas, han mostrado cada uno a su manera cómo de humanitarios son. Algunas bandas optaron por conciertos, otros por sesiones, mezcla de varios miembros de bandas distintas en el escenario o incluso showcases.

Entre las propuestas diferentes que vimos estaba La Sonrisa de Julia. La banda cántabra se subió al escenario con solo dos miembros, el vocalista y el guitarrista, para ofrecer un acústico con temas propios y con su propia versión de canciones de míticas bandas internacionales. Hallelujah de Leonard Cohen, I want to break free de Queen y para finalizar su espectacular directo se despidieron con el fantástico tema de The Police Roxanne, en el que estuvieron acompañados por Carlos y María de Kuve. La Sonrisa de Julia no se fue de Granada sin dejar antes unas bonitas palabras de agradecimiento a los asistentes y los organizadores: “Comprar una entrada con la que está cayendo me parece un acto heroico, gracias. Y gracias a los que hacéis posible esto”.

Los conciertos de Full y La Sonrisa de Julia son solo dos muestras de lo que se ha vivido en el festival y como el concepto de ayuda al prójimo puede aportarse mediante la música o simplemente comprando una entrada. “Uno se gasta el mismo dinero si lo organiza una empresa”. En este caso va todo a ayuda humanitaria “y se le enseña a la gente que puede divertirse uno en un festival y además existe otra manera de invertir su dinero”, puntualiza Raúl, para quién la solidaridad no entiende de crisis sino de ayudar en todo momento.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: