Chucho, la música alternativa de los 80 en el Monkey Week

ChuchoCuatro discos con Surfin’ Bichos, nueve con Chucho, dos en solitario. Fernando Alfaro pisa los escenarios de esto que llaman la “música alternativa” desde 1988. Tras su separación en 2005, los Chuchos “perdidos” han vuelto, y parece que se les habían quedado algunos ladridos en el tintero. Dentro de su nueva gira, que les ha llevado a festivales de la talla del Primavera Sound estarán en El Puerto de Santa María (Cádiz) de la mano del Monkey Week. Un concierto de Chucho promete “pop alternativo” e “indie”, pero lo que estas dos expresiones significaban a finales de los 80, y no lo que entendemos por ello ahora.

Pregunta: Háblanos del proyecto Chucho perdido. ¿Habéis vuelto para quedaros, vais a sacar disco?

Respuesta: Nuestra intención es recuperar el grupo en el mismo punto en el que se quedó.Nuestra separación fue más motivada por circunstancias ajenas a nosotros que porque no tuviéramos nada más que decir. De hecho era un momento en el que habíamos decidido dar un golpe de efecto y replantear nuestro sonido en directo desde el tuétano. Hacer nuestro sonido en directo más primitivo, más punk , algo que aunque estaba en el ADN del grupo decidimos llevarlo a cabo ya al final. En la última etapa ya no usábamos samples, y el último disco es mucho más espartano, estábamos iniciando un paso más allá y se acabó. Yo tengo la experiencia de la reunión de Surfin’ Bichos, que sabíamos que iba a ser temporal, y en este caso es casi al revés, vamos a volver a tocar juntos y hasta donde lleguemos. Si seguimos como hasta ahora grabaremos material nuevo, pero igual nos cabreamos mañana y nos tiramos los trastos a la cabeza, pero el grupo está activo hasta las últimas concesecuencias.

P: Vuestro nuevo tema se llama Huracanes Con Nombre. ¿Podrías ponerle un nombre al huracán que sacude nuestro país?

R: Yo creo que más que un huracán es un plan preestablecido y llevado a cabo con eficacia muy propia de la derecha moderna, la buena derecha que se precie es muy eficaz en sus objetivos. Creo que en este caso más que unos impulsos retrógrados lo que han iniciado es una concepción de la educación y la sanidad como dos de los grandes negocios cuyos clientes somos toda la población. Igual que están devaluando el país con los salarios, cosa que no se puede hacer con la moneda, porque la cacareada soberanía nacional es muy discutible.

P: Hablemos de música, vuestro nuevo tema suena a un rock más oscuro que a lo que nos tenéis acostumbrados, a mí me recuerda a una mezcla entre The Strokes y Bunbury.

R: Yo soy buen amigo de Bunbury y The Strokes me gustaron mucho al principio, los ví en una actuación y pensaba que eran un grupo de los 70. ¡Aunque nosotros empezamos antes que los Strokes, jaja! (bromea). Esto tiene mucho que ver con los principios del grupo, la canción retrotrae al primer LP de Chuco, pero en el ADN del grupo siempre estuvo esa pulsión, hasta en nuestras etapas más pop seguía habiendo una parte importante de las canciones que tenían un punto extremo. A Tejido De Felicidad, que es el disco que se considera más nítido, se le ha dicho optimista, me parece bien, yo soy un gran optimista. Pero aquel disco tenía canciones muy siniestras, extremas y punks. E incluso en las canciones más celebradas hay una vena más o menos apreciable de gran intensidad.

P: ¿Cómo aglutinas todo esto en una sola carrera musical?

R: En Surfin’ Bichos y en Chucho hay una característica común que son los extremos, discos como el primero de Velvel Underground, que fue un poco mi tótem o mi estrella polar, y siempre me fascinó que temas como Sunday Morning y European Son son canciones de lo más aparentemente candoroso, pero también con mala leche subyacente. A mí me gustaba tener un grupo en el que pudiera hacer cualquier cosa, y desde el primer disco de Surfin’, hasta mi etapa en solitario pasando por Chucho he intentado no perder la unidad y el sentido de un álbum en sí mismo. Para mí un disco tiene que ser algo unitario, pues hay canciones desde lo más íntimo a lo más loco, lo que algunas personas entienden por degenerado o aberrante.

P: ¿Se vive de la música?

R: Hay que tener en cuenta que la música y también otras facetas del campo creativo se han reducido los ingresos de forma drástica por muchas circunstancias. La última la subida del IVA para la cultura, en términos relativos si sumamos la subida de los carburantes y la bajada de los cachés por la situación económica del público deja los beneficios en casi la mitad. Además ahora escuchamos sugenrencias de poner peajes en las autovías, y eso hay que tomarlo como una amenaza que se cumplirá y seguro que no será barato.
Lo que hay es lo que hay, yo por mi parte lo que hago es trabajar más. Por ahora tengo cuatro proyectos entre manos. Por un lado estamos muy ilusionados con lo de chucho.Tenemos un entusiasmo muy juvenil, pero por otra parte voy a grabar mi disco en solitario nuevo que es genial, me siento un provilegiado de tener estos dos grupos. También vengo de una gira en acústico y por último tengo el dúo con Joe Crepúsculo, nos llamamos Alfacrepus. Por tanto, si te multiplicas y trabajas como un oso sí, se puede vivir de la música.

P: En todos los años que llevas de carrera musical, ¿has visto algún momento peor que éste?

R: En la música en general, no. Cuando yo empezaba la situación de la música “alternativa” era mucho peor. Tuvimos que ir rompiendo prejuicios, viajando por carreteras secundarias, sin aire acondicionado en la furgoneta… Pero si valoramos toda la música en general nunca se ha dado una conjunción de situaciones adversas como las de ahora, porque en aquella época se vendían discos. Si grababas por lo menos sabías que ibas a poder pagar el coste de la grabación y la fabricación con las ventas.
He leído una declaración del Ministro Wert que venía a decir que la piratería era peor que la subuida del IVA. Eso es como decir, no vamos tratar el sida porque es mucho peor el cáncer. Es de locos. Lo peor de la subida del IVA, que es demencial, es que se ha sumado a una situación previa que ha provocado que “a perro flaco que todo son pulgas”, pues la industria cultural corre el peligro de convertirse en un perro tan flaco del que no van a poder sacar nada.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: