El Corrala Rock Sevilla rompe todos los esquemas

Concierto de Def con Dos en Corrala Rock. F: Corrala La Utopía.

Concierto de Def Con Dos en Corrala Rock.                                                                                                                          F: Corrala La Utopía.

El pasado 7 de diciembre se celebró la primera, y esperamos que no última, edición del festival solidario Corrala Rock Sevilla. La localización, inmejorable: el parque del Alamillo en las inmediaciones del puente. El cartel se constituía por: Boikot, Def Con Dos, Porretas, F.R.A.C. (Fundación de Raperos Atípicos de Cádiz), Emiliano Domínguez Zapata y The Heredians.

La causa: evitar el desalojo cautelar de las 36 familias que componen la Corrala La Utopía, la primera y precursora de una amplia red de comunidades vecinales con falta de recursos que viene floreciendo por casi todos los puntos de Andalucía, la última recientemente en Granada. El desalojo podría ser inminente porque existía un preacuerdo entre los vecinos e Ibercaja, y tras el viaje a Zaragoza por parte de algunos integrantes de la corrala, la entidad financiera decidió romperlo alegando incumplimiento y retomando así la petición de desalojo.

El festival fue una magnífica reacción por parte de la corrala, movimientos sociales y artistas, a modo de acuse de recibo. El Corrala Rock amaneció con argumentos, únicos compañeros útiles en este sinsentido. Ada Colau, Diego Cañamero, Pablo Iglesias, Nines Maestro y Nega (de Los Chikos del Maíz) tuvieron un lúcido debate sobre la ruptura del pacto constitucional y la desobediencia civil.

Después, una segunda mesa de debate donde las vecinas de la corrala contaron su intensa experiencia en la lucha por una vivienda digna, tal y como reza el artículo 47 de la Constitución Española.

Tras la comida, en torno a las 16.00 dio comienzo el plato fuerte. El rock and roll no se hizo esperar, y The Heredians sembró el precedente de lo que no dejaría de repetirse durante todo el festival: agitación, humor y aliento. Reivindicación, cómo no, de la mano de Emiliano Domínguez  Zapata, poeta y compositor comprometido con la causa. Después, revolución, antifascismo y alguna que otra comparsa facilitada con porte por los amigos del F.R.A.C.

Tras la pausa, Porretas, en el punto en el que más de un veterano empezaba a recordar sus mejores épocas, y donde ya nadie podía parar de saltar casi cual embrujo. Con el público entregado, dieron paso a Boikot. —Aquí donde me tienen, aún no puedo parar de tararear “Ines, Ines, Inesita, Ines”—. Brutales los madrileños. Y como colofón, Def Con Dos, en este nuevo formato y entonando el que es título de su noveno y último disco: España es idiota.

En definitiva, grandísima jornada solidaria. Música y debate, ideas y ritmo. Se intuye un albor en el horizonte con este tipo de iniciativas. La desobediencia civil es necesaria en el marco de la democracia, se constituye como indivisible a la hora de pluralizar el fondo del asunto. Porque, oigan, ¿qué es justo? Gandhi o Mandela lo sabían… ¿Lo saben ustedes?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: