Lo que da de sí Territorios Sevilla

territorios  2014

“Los más jóvenes” del Territorios 2014. FOTO: Íñigo López de Audícana.

Con un aforo de más de 34.000 personas durante todo el fin de semana, Territorios Sevilla ha sido un éxito de asistencia otro año más, y se reafirma así como referente andaluz de los festivales lúdico-musicales.

De nuevo, el evento ha quedado encuadrado en los alrededores e interior del Monasterio de la Cartuja, una edificación emblemática del siglo XIV que primero fue monasterio cartujo, posteriormente y tras la ocupación francesa cuartel militar, luego fábrica de cerámicas y finalmente museo de arte contemporáneo. Todo un lujo.

Un festival de este calibre suele transcurrir a un ritmo frenético. Diez horas de música en directo, tres escenarios (ay, el Dub Corner…) y una superficie de varias hectáreas (el total de la parcela es de 12,4) no evitan que el asistente tenga que alterar premisas, modificar itinerarios y sacrificar prioridades.

Es lo que tiene la segmentación del cartel, que congrega un abanico enorme de estilos musicales, una alta diversidad de público (desde los, digamos, veteranos, afines a Loquillo o al tributo a Triana, hasta los más jóvenes con una mayor propensión al hip hop o al reggae. Y claro, los que estamos ahí en medio nos volvemos locos.

Es complicado, no cabe duda, organizar los horarios y, en definitiva, la totalidad de trámites que un evento multitudinario de esta magnitud requiere. Es una forma de asegurarse el éxito, primando en cierto modo que cada uno esté en su sitio, calmo y aplacado mientras escucha su canción favorita. No está mal, repito, y no voy a proponer llamar a menos grupos que para decir gilipolleces siempre hay tiempo.

Como decía, las noches de Territorios son un visto y no visto, un parpadeo entre concierto y concierto, entre el “ey, espera que me pido una!”, o el típico que se pierde y hay que buscarlo. Se transforma pues en una especie de oda a la polivalencia, una prueba de orientación y visión nocturna, y en algunas ocasiones, un concurso de baile en los orinales de dudosa reputación.

Parece pues imposible disfrutar de la totalidad de los artistas que te llaman. Que Loquillo y la Mala Rodríguez no se solaparan iba a ser cosa de magia. El trivote defensivo del sábado (Ska-P, Nach y Dub Inc.) también se hizo imposible de asumir, aunque allí estuvimos para disfrutar de, al menos, el inicio o la conclusión de la actuación de turno.

Se hace difícil, no obstante, eludir para el festival hispalense el calificativo de «éxito», pues afamados artistas internacionales, una experiencia de diecisiete años de vida y una organización competente lo avalan. Es un acontecimiento único y altamente recomendable, tanto para los amantes de la música como para los que desean probar por primera vez lo que da de sí Territorios Sevilla.

Fuente: facebook.com/NachOfficial

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: