Dreambeach, dos años de vida y 80.000 festivaleros

Si hace dos años nos cuentan que Dreambeach, un festival de nueva creación, sería capaz de reunir a 80.000 apasionados de la electrónica en la playa de Villaricos (Almería), al menos, hubiéramos dudado sobre ello. El festival almeriense cerró su segunda edición con un 33% más de asistencia, sumando unos 20.000 dreamers más que en la pasada edición.

Bien es verdad que los cimientos de este festival los encontramos en los añorados Creamfields Andalucía y seguramente esos antecedentes han sido vitales para conseguir tanto crecimiento en tan solo dos años. Las comparaciones con aquellas ediciones de Creamfields son inevitables pero cada día menos constantes. Tras dos años de Dreambeach podemos afirmar que poco queda ya de aquel festival que entre los años 2004 y 2007 congregó también  a miles de festivaleros deseosos de playa y buena música. Más allá de la ubicación todo es diferente, la propuesta musical, la duración y hasta el público que atrae, mucho más joven y movido por el hecho de acudir al festival de moda.

Krewella_018

Krewella Foto: J.M Grimaldi

Pasando a lo importante, la música, Dreambeach Villaricos nos ofreció un festival con una oferta musical muy variada, con cuatro escenarios diferenciado por estilos y lleno de grandes nombres. Tras una fiesta de bienvenida el jueves en la zona de acampada, la apertura de puertas en el recinto del festival fue el viernes a las 18.00. Marco Carola fue el encargado de realizar un special openig set de dos horas en el escenario Dreams Tent. A pesar del intenso calor ya eran muchos los valientes que no quisieron perderse la actuación del productor italiano. Le siguieron algunos de los pesos pesados del techno internacional como Joris Voorn, Marco Bailey, Joseph Capriati o el español Paco Osuna.

Mientras tanto por el main stage pasaron algunos de los cabezas de cartel más demandados por los dreamers. Era el caso de Krewella. Las hermanas Yousaf no tuvieron su día, llegando a provocar incluso algún que otro apagón en el equipo, pero a pesar de todo contentaron a sus fieles seguidores con temas como Alive o Live for the night.

Tras ellas era el turno del rapero Snoop Dogg aka Snoop Lion. Su inclusión en el cartel generó bastante polémica previa al festival ya que muchos consideran que una inversión tan grande se debería de haber empleado en algún artista internacional de música electrónica. El rapero estadounidense tiró de su repertorio más conocido, para sin llegar a provocar el delirio, al menos conseguir salir del paso y divertir a los que decidieron no perderse su actuación.

El turno de Zomboy llegó más tarde. Su química con el público fue perfecta y tirando del dubstep más potente subió la temperatura del escenario principal.

En otro de los escenarios, el Open Air San Miguel, se concentraban el grueso de actuaciones de bass music. Benny Page encendió al público a base de jungle y precisión técnica. Le siguieron Tantrum Desire, un Flux Pavilion demasiado apático y el fundador del sello Shogun Audio, Friction.

JMG_0236 aereas_001

Vista aérea del recinto del festival Dreambeach.                                                                                                   Foto: J.M Grimaldi

El elegido para cerrar la jornada del viernes fue el mítico dj británico Carl Cox. Con mucha energía y contundencia fue desatando la locura en el escenario Dreams Tent. Cuando el apogeo era máximo sucedió algo que no esperábamos. Una hora antes de lo previsto terminaba la actuación debido a un error de coordinación entre las fuerzas de seguridad, autoridades y la organización del festival.

El sábado decidimos comenzar la fiesta con uno de los mejores directos que se pueden escuchar hoy en día. Os hablamos de Netsky, que acompañado de su banda hizo las delicias de los seguidores del buen drum and bass con temas como Running low, We can only live today o su remix al tema de Rusko, Everyday. Le siguió la actuación de Knife Party, que a pesar de la ausencia de uno de sus componentes, Rob Swire, que se encuentra encerrado en el estudio finalizando el próximo disco de la formación australiana, contentó a sus seguidores con un set que fue de menos a más y en el que escuchamos algunas remezclas de sus tracks más conocidos.

Tras ello el protagonismo se trasladaba al escenario Dreams Tent con la actuación del canadiense Richie Hawtin.  Pasaron también por dicho escenario Josh Wink, Technasia & Uner o Gonçalo entre otros. No fue el caso de Maya Jane Coles, cuya actuación fue cancelada.

Carl Cox_014

Carl Cox en un instante de su sesión.

En el Open Air San Miguel se concentraban de nuevo, al igual que el viernes, la mayoría de actuaciones de bass music. Entre ellos Black Sun Empire con su característico drum and bass, Doctor P, Modestep o la formación resultante de la unión de Noisia y Foreign Beggars, I Am Legion.  Su actuación, una de las más esperadas, fue digna, pero quizás no cumplió las expectativas generadas para algunos dada la trascendencia de ambos grupos por separado. Ya con menos público y cuando el sol asomaba fue el turno de Gomad! & Monster. Estos chicos que no paran de crecer y que cada vez suenan mejor ofrecieron un directo cargado de contundencia y con algunas producciones propias realmente interesantes.

Volviendo al main stage era el turno de la única actuación en festivales España de W&W. Tras ellos su compatriota Armin Van Buuren, encargado de cerrar esta edición de Dreambeach Villaricos. Miles de dreamers disfrutaron de su set a pesar del cansancio acumulado tras muchas horas de fiesta.

Terminó con ello la segunda edición de Dreambeach Villaricos, con muchos aspectos positivos con respecto a la edición anterior. Más allá del aumento de asistencia hubo mejoras evidentes en los escenarios y sonido, también en la zona de acampada y en el servicio de lanzaderas hacia el festival. Además, según cifras de la organización, el impacto económico en la zona es de 7 millones de euros, lo que contenta a autoridades y comerciantes. Teniendo en cuenta todo esto parece ser que el futuro del festival está asegurado. Desde ya comienza la cuenta atrás para Dreambeach Villaricos 2015.

JMG_5583 richie hawtin_006

Richie Hawtin en Dreambeach.                                                                                                                                      Foto: J.M Grimaldi

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: